Archivos por Mes: septiembre 2015

Las remuneraciones crecen 7,3% y transferencias corrientes 6,7%, son dos de los disparadores del gasto más explosivos. Los incentivos salariales crecen 9,2%

Sinceramente

Desorden y falta de control

La Constitución Política de Costa Rica establece que la relación entre el Estado y sus servidores será conducida y reglada por el Servicio Civil. Lo cierto es que hay más trabajadores del Estado fuera del Servicio Civil que dentro del mismo. El mismo Servicio Civil no se ha actualizado.

La dispersión de salarios en la administración pública hace que un director de hospital de la CCSS gane mucho más del doble que el señor Presidente de Costa Rica. El sistema hace que los diputados ganen tres veces menos que este mismo director hospitalario.

Entre las instituciones del Estado y entre las instituciones o entes

Read more ...

El atolladero actual.

Podemos protestar para reconstruir nuestro sistema no destruir como medio de acabar con la democracia y el sistema social de mercado. A esa situación nos ha llevado la estrategia política de destruir la legitimidad del liderazgo político nacional, sin cuya acción los partidos no funcionan. La democracia representativa no funciona sin partidos. Si no funciona la democracia representativa las fuerzas anti sistema buscarán reemplazarla por otra cosa.

A esto nos han llevado y los frutos de hoy fueron las siembras del ayer. Estos son los resultados de un gran esfuerzo destructor que alcanzó resultados.

Hoy vemos en congoja cómo todos deja de funcionar, cómo a quienes los hacíamos demócratas buscan reprimir libertades y el populismo surge con fuerza.

La creación de una crisis económica, un gran desempleo y el debilitamiento de la institucionalidad facilita la destrucción de un sistema político y el nuestro NO es excepción.

Emilio R. Bruce
Profesor

ebruce@larepublica.net

Más impuestos para subir sueldos.

Los sueldos y salarios crecen en exceso del 7% con una inflación de cerca del 4%. Los pluses e incentivos a los trabajadores públicos crecen a una tasa en exceso del doble de la inflación.

Sinceramente.

Más impuestos para subir sueldos.

Un déficit fiscal alto afecta negativamente la economía del país. El exceso de gastos sobre los ingresos por impuestos empuja al Estado a pedir prestado más. A más deuda mayor el riego país y mayores los intereses que Costa Rica debe pagar por esos préstamos.

Un déficit fiscal importante puede empujar al país a la devaluación. El gasto presupuestado por el Estado en el Presupuesto Nacional es mayormente salarios, pluses e incentivos, y pago de intereses de la deuda. Hay que separar lo que son gastos de lo que es amortización al principal de la deuda pública, así como las partidas indicadas para la inversión. La inversión pública en infraestructura genera progreso y

Read more ...

Corrupción y eficiencia.

Si no hay pruebas, no hay delito, y si hay delito, es porque hay pruebas. Acusar sin pruebas es calumniar.

Sinceramente.

Resuenan en mi memoria las múltiples acusaciones que el señor Presidente de Costa Rica hiciera, en el más solemne acto cívico que yo recuerde para un “Discurso de los 100 Días”. Muchas veces me dije entonces que una acusación tan grave, tan solemne, se convertiría en el estándar que la administración Solís Rivera establecería para la medición de su propio gobierno y para el posterior enjuiciamiento de sus actos, proyectos, iniciativas, eficiencia, destrezas y omisiones. Definió entonces la vara con que sería medido.

Catorce grandes acusaciones hizo el señor Presidente de Costa Rica en aquel acto rodeado de sus leales, para que escuchándolo a él, entendieran ellos los compromisos que él adquiría denunciando a otros.

Read more ...

Elegir ineptos o ladrones es hundir al cantón.

Tú te lo quieres. Tú te lo ten.

Los costarricenses deben de madurar políticamente. Los costarricenses no pueden elegir mal para luego criticar con dureza a quienes ellos eligieron. Las malas decisiones en política las paga el país entero, con desempleo, pobreza y hambre. ¡Una mala elección detiene el progreso! El abstencionismo abandona en terceros la decisión electoral.

No es razonable que en tiempos de elección los costarricenses todavía se dejen influir en la captación de su voto por las cimarronas, los discursos ofreciendo lo que ellos quieren escuchar, los programas que nunca se cumplen pero que se leen bonito, los gallos de carne con guaro, las banderas de colores y el proceso de descalificación de todos los concursantes en la elección.

¡La elección debe ser un proceso racional nunca un vacilón! No es posible que un país o cantón se vea atrapado con un mal gobierno y

Read more ...