Archivos de Categoría: Uncategorized

Socialcristianismo. ¡La dignidad del ser humano!

Bueno es que se predique resignación y honradez al trabajador, y con gusto lo hace la Iglesia, porque esa es su misión, pero también es necesario que se predique justicia y caridad a los patrones. Víctor Manuel Sanabria Martínez. Carta Pastoral sobre el justo salario. 29 de junio, 1941.

Sinceramente-300Socialcristianismo. ¡La dignidad del ser humano!

Mucho escuchamos hablar y hemos leído de la Doctrina Social de la Iglesia, de los partidos socialcristianos, de su vocación católica, de la importancia de quienes sentaron las bases de esta doctrina, de Santo Tomás de Aquino, de León XIII, de Pío XI, del cardenal Mercier, de Alberto Hurtado hoy San Alberto Hurtado, de Jaques Maritain, de Paulo VI, del Concilio Vaticano II, de Juan Pablo II, y del que fuera ilustre Arzobispo de San José Víctor Manuel Sanabria Martínez, pero cuando escuchamos a algunos hablar del papel del estado, del individuo, de la propiedad privada, del mercado, de relaciones laborales, de matrimonios homosexuales, del aborto, de la fecundación in vitro y de la eutanasia, nos damos cuenta de los grandes vacíos, equívocos y confusiones que aquellos presuntos ideólogos socialcristianos tienen sobre estos y otros temas de similar naturaleza.

Muchos mezclan y confunden conceptos marxistas del estado, subordinación del individuo al estado de extracción totalitaria, concepciones no socialcristianas de la vida y las libertades del ser humano con la doctrina social de la Iglesia.

Muchas veces he creído que el uso del término cristiano en los nombres de algunos partidos políticos podría ser más un acto de oportunidad que de convicción respecto de la doctrina social de la Iglesia. Hemos pasado por alto reflexionar sobre las verdaderas raíces socialcristianas en los partidos de nuestro país. Se deben pensar y aclarar las consecuencias de ser auténticamente socialcristianos. Se debe reflexionar sobre las contradicciones incurridas al importar conceptos totalitarios marxistas y leninistas a la doctrina social cristiana que surgió en protección del ser humano frente al comunismo.

¿Qué es la doctrina social de la Iglesia católica? ¿Cuáles son sus orígenes? ¿Cuáles son los elementos centrales de esa filosofía política? ¿Es central al socialcristianismo la estatización de los bienes de producción en una sociedad? ¿Es una de las bases socialcristianas la nacionalización o la estatización de los medios de producción? ¿Son las herramientas socialcristianas susceptibles de transformación y de adaptación a nuevas realidades nacionales?

Comencemos hoy por señalar que el elemento central de la doctrina social de la Iglesia es la dignidad del ser humano, de la persona. En este sentido el Magisterio de la Iglesia en la Encíclica Centesimus Annus de Juan Pablo II enseña que el vaso comunicante de toda la doctrina es la correcta concepción de la persona y de su valor único. El ser humano fue creado a imagen y semejanza de Dios mismo (cfr. Gen. 1,26). Dios le ha conferido al hombre en consecuencia una dignidad incomparable (CA 11). El individuo es el centro de la creación y su vida, libertad, sus bienes y todo lo que lleve a este a su realización son trascendentales para una sociedad.

Así las cosas el ser humano no está supeditado o subordinado al estado. Es el estado el que debe estar supeditado al individuo y servir al ser humano. No está el ser humano individual supeditado a la colectividad. Es la colectividad la que está limitada por los derechos y la dignidad del ser humano dotado de especial dignidad desde su creación. No es la libertad del individuo la que se ve disminuida por el estado, es el estado el que sirve y protege la libertad y la dignidad del individuo con justicia. El ser humano está en el centro de la creación y está en el centro de la doctrina social. La Doctrina Social de la Iglesia es humanista, no forma parte del materialismo histórico dialéctico y su concepción, tampoco forma parte del liberalismo económico.

Fue en salvaguarda y protección del ser humano y su dignidad de los totalitarismos que este concepto ha sido definido como piedra angular de toda la doctrina social de la Iglesia católica. Fue en protección al individuo del marxismo, que supedita al individuo, a su libertad y a su dignidad a la colectividad y al estado, lo que desde León XIII se ha custodiado. Fue en garantía a los seres humanos que el marxismo trataba de subyugar y asimilar a una masa a quien el estado dirigía y aplastaba a través de un partido único, que la Iglesia no piensa en el estado, el partido o la tribu en primer lugar, sino que lo hace en el ser humano y en ese primer lugar preponderante sitúa al ser humano individual, a la persona a ejemplo de Jesús. La doctrina social de la Iglesia igualmente custodia a ese ser humano de otros seres humanos y organizaciones que lo amenazan, lo explotan, lo alienan en derechos y libertades.

El estado socialcristiano tiene el deber indeclinable de tutelar los derechos del individuo, derechos que no provienen del estado, del partido o del líder sino de Dios, su Creador. De tutelar su dignidad, su vida, su libertad, su trabajo, su remuneración para garantizar con ello que el ser humano sea la figura central y el protagonista de la sociedad y de la Creación.

Emilio R. Bruce

Profesor

ebruce@larepublica.net

La libertad no es gratuita: tiene un costo.

LA LIBERTAD NO ES GRATUITA; TIENE UN COSTO
Por Jorge Corrales Quesada

Empezaré mi comentario con algo que parecerá obvio: los humanos nos vemos obligados a escoger. La razón surge de la escasez natural de las cosas, de las ideas, de las posibilidades, que una persona encara cuando busca satisfacer sus diversos deseos o necesidades. Si la escasez no existiera, no habría necesidad de escoger entre alternativas, pues, en términos sencillos, habría de todo y sin costo alguno. La realidad es que los recursos con que se producen las distintas cosas son escasos y ello se traduce en que la producción sea por definición limitada. Exige que tengamos que escoger cuáles de esas de esas necesidades o deseos preferimos satisfacer. No podemos tener de todo. Siempre habrá que escoger, que optar entre alternativas.

Nos pasamos la vida escogiendo entre opciones. Dada la limitación de recursos -todos tenemos un presupuesto limitado, no infinito, para gastar- usamos nuestro dinero en aquello que nos satisfaga relativamente más, tanto material como espiritualmente. Si gasto en un libro, no podré gastar esa misma plata en comprarme un lápiz y así con todas las cosas. En nuestra vida personal debemos elegir cuál es la mejor manera en que podemos usar nuestras habilidades y nuestros esfuerzos. Lo mismo sucede en las empresas, que han de elegir cuál es la mejor forma en que pueden usar el trabajo y la maquinaria para producir. La escogencia es omnipresente.

Read more ...

¡Huelga, huelga, huelga!

Ahora a corregir las causas desencadenantes de los dos movimientos de protesta. A corregir los aspectos operativos de despido, a actualizar las leyes. Justicia para todos y respeto siempre para los que trabajan.

Sinceramente-300¡Huelga, huelga, huelga!

Esta semana hemos vivido grandes protestas de dos sectores importantes en el país. Sobre la protesta del ICE debo señalar que se origina en la necesidad de la institución de contraer su personal, pero cuya estrategia —ingrata para los trabajadores— ha delegado aparentemente en diferentes mandos inferiores la decisión y la escogencia de quién va al desempleo.

La personalidad del señor presidente ejecutivo del ICE pareciera ha complicado el diálogo. Muchos señalan que esta es una manera de disimular el corazón de los problemas de aquella gran institución nacional. Este reside en los fideicomisos que financiaron obras trascendentales, pero que pagan altos intereses fuera de mercado y cuyo gasto financiero ha transformado los resultados de la institución.

El ICE debe ser eficiente, los problemas mejor enfocados y los trabajadores deben ser atendidos. Para los trabajadores que luchan por laborar y mantener a sus familias, esta es una coyuntura en particular dura por la dificultad presente de conseguir trabajo para seguir viviendo. Para ellos mi identificación y solidaridad en un paso amargo y duro para todos. Pienso que como hijos del país rodeados de amarguras, problemas y bajo la amenaza del desempleo deberían haber sido recibidos por el Jefe de Estado.

Read more ...

¡Nuevos alcaldes! ¡Grandes oportunidades!

Esta elección es fundamental para el desarrollo de la democracia y de la institucionalidad, del gobierno local y el progreso de nuestras comunidades

¡Nuevos alcaldes! ¡Grandes oportunidades!

El próximo 7 de febrero el país estará de elecciones. En ese día, los electores costarricenses harán la renovación de los alcaldes en todo el país, reeligiendo tan solo a aquellos que han hecho méritos para permanecer en sus puestos. Nunca hay que desperdiciar la experiencia de los exitosos ni sustituir por sustituir a aquellos que merecen seguir sirviendo a sus comunidades.

La elección de los alcaldes es un fenómeno de comunidad por excelencia, no es un fenómeno electoral nacional de los partidos en la competencia. La elección de alcaldes compromete el desarrollo de cada cantón. Un alcalde de primera ayudará enormemente a su comunidad. Un alcalde perezoso, corrupto o politizado que desea usar su posición como trampolín a una posición nacional partidaria, para desarrollar sus negociados en favor de un círculo y no para contribuir al desarrollo de su comunidad con trabajo serio y profesional, es contraproducente. Adelante a votar, todos a decidir y a designar a los mejores más allá de los distingos formales de bandera o de tradición política familiar.

Read more ...